• Español
  • English

TOUR DE FRANCIA

Un mes de julio más, Alejandro Valverde tomará parte en la prueba por etapas más importante del calendario internacional. Aunque la gran ronda francesa no entraba en los planes iniciales del ciclista de Movistar Team, su lesión semanas antes del Giro de Italia ha acabado conduciendo al murciano a una carrera distinta, única, que disputará por primera vez luciendo el maillot de campeón del mundo.

Será el duodécimo Tour de Francia para el Bala, que ha cosechado importantes éxitos en sus carreteras: cuatro triunfos de etapa, el tercer puesto en la general de 2015 o el honor de portar el maillot amarillo de líder durante la edición de 2008. Un rápido resumen a más de una década de historia, en donde caben momentos amargos como la caída en el prólogo de 2017, provocando una grave lesión que no consiguió apartarle del ciclismo profesional.

A sus 39 años, recién renovado dos temporadas más con Movistar Team y con el título de campeón de España todavía fresco, Valverde afronta este Tour al lado de los dos hombres de su equipo con aspiraciones en la clasificación general: Nairo Quintana y Mikel Landa, buscando aportar lo máximo posible a las opciones de colombiano y vasco en la lucha por el maillot amarillo, aunque sin renunciar a buscar los triunfos de etapa.

Un Tour de Francia que rendirá homenaje a Eddy Merckx partiendo de Bruselas, una primera nota de montaña el primer fin de semana gracias al final en La Planches des Belles Filles, Pirineos antes que Alpes y una única crono individual de 27 km. Tourmalet, Mur de Peguere, Izoard, Galibier, Madeleine, Iseran o el final en Val Thorens asoman como algunas de las cimas míticas de una edición en la que Movistar Team contará con un potente ocho formado por Valverde, Quintana, Landa, Soler, Erviti, Verona, Amador y Oliveira.