• Español
  • English

Alejandro reconoció las etapas pirenaicas del Tour

  /  Noticias   /  Alejandro reconoció las etapas pirenaicas del Tour

Alejandro reconoció las etapas pirenaicas del Tour

Alejandro reconoció las etapas pirenaicas del Tour

Ayer y antes de ayer, Alejandro reconoció las etapas pirenaicas de la próxima edición del Tour junto a su compañero del Movistar Team, el colombiano Nairo Quintana.

Acompañados por su director deportivo José Luis Arrieta, el dúo del Movistar Team ha pasado dos días en tierras galas inspeccionando el trazado de la 8ª y 9ª etapas del Tour –a disputar el fin de semana del 6 y 7 de julio- con finales en Ax 3 Domaines y Bagnères de Bigorre, respectivamente. El lunes, la expedición azul recorrió la parte definitiva de la jornada del sábado –primera etapa de montaña de la carrera-, que además del duro final en alto (8 km al 8%) incluye la ascensión justo antes a los 15 kilómetros hasta la cima -2.000 m- de Pailhères, además de los tres primeros altos de la jornada dominical. Y ayer, Valverde y Quintana efectuaron el resto de la 9ª etapa: 165 km entre Saint Girons y Bagnères de Bigorre, sin final en alto, pero con cinco puertos de entidad a lo largo del trazado: Portet d’Aspet, Menté, Peyresourde, Val Louron-Azet y La Hourquette d’Ancizan, éste último a treinta kilómetros del final.

Declaraciones de Alejandro: 

“Son muchos puertos y muchos kilómetros de coche en dos días, pero la verdad es que ha merecido la pena. Aunque hemos pasado muchas veces por los Pirineos, había puertos como los dos del primer día y Val Louron o la Hourquette en el segundo, que no conocía. Me ha venido muy bien para saber qué nos vamos a encontrar en julio. Aunque había bastante nieve, hemos podido hacer prácticamente todas las subidas. Cualquiera de las dos etapas puede ser decisiva porque son bastante duras. En la primera todo está comprimido al final, pero el terreno antes de Pailhères ya es complicado y se va a llegar muy estirado. Los dos puertos son de entidad, pero Pailhères me ha parecido durísimo, la verdad. Será la primera etapa de montaña del Tour y eso la hace más peligrosa todavía. El segundo día la etapa no es muy larga, pero es que no hay un metro de descanso. Va a ser rápida y nerviosa seguro. Como tengas un mal día… De la caída de Catalunya ya estoy recuperado y las sensaciones están siendo buenas. Ahora correré Estella, Rioja y Amorebieta antes de las clásicas”.